La campaña #StopPeajes : ¿Por qué te afecta aunque no conduzcas?

El Gobierno ha anunciado su intención de colocar peajes en autovías y, a largo plazo, también en carreteras nacionales y autonómicas. Este hecho no debe dejar indiferente a absolutamente nadie.

Las consecuencias económicas de esta pretensión pueden llegar a ser tremendamente negativas, pero, además, serán soportadas por el grueso de la población. Es una medida que ataca directamente a la cartera de todos los españoles. No es, como dijo el director de la DGT, algo que solo afecte a aquellos que usan las carreteras, sino que encarece directamente el transporte de mercancías y, por ende, repercute sobre los precios de los bienes que consumimos todos a diario. Es por ello por lo que, siguiendo el ejemplo que ponía este señor, aquella señora que siempre está en casa y nunca usa el coche también verá los efectos a la hora de ir a hacer la compra al supermercado.

Además, muchas de las víctimas serán aquellas personas que residen en lugares apartados, sin infraestructuras ni transporte público suficiente, como es mi caso, y que necesiten ir a ciudades por cualquier cosa. Pongo el ejemplo práctico de Betanzos, villa gallega que conozco. El PSOE tiene que explicarle a los betanceiros que para poder ir a un hospital en La Coruña, es decir, para poder acceder a la tan aclamada sanidad universal, pública y gratuita van a tener que pagar por transitar unas carreteras que previamente ya pagaron con sus impuestos. De Betanzos al hospital se puede ir por AP-9 (autopista con peaje a día de hoy), por A-6 (autovía que en 2024 tendrá peaje) o por N-6 (nacional que en un futuro lo tendrá).

Obliga, también, a mucha gente a desviarse por pistas secundarias poco cuidadas, por tratar de evitar el pago, lo que se puede traducir en un aumento de accidentes al subir el tránsito por lugares más peligrosos.

Los peajes no serían un error tan garrafal si, a la vez, se eliminaran todos aquellos impuestos que, a día de hoy, ya van precisamente a mantener las carreteras del país. Lo que sucede, en cambio, es que se va a implantar una doble imposición, todo con afán recaudatorio, a costa de absolutamente toda la población, pero que sufrirán de forma más gravosa aquellos que están en peores condiciones económicas o que viven en la famosa España Vacía. Si seguimos en esta dirección conducir será un lujo exclusivo para los más pudientes, mientras que los demás mortales estaremos condenados al transporte público o, como sucede en los casos en los que este escasea o es un desastre, a reducir nuestros viajes y, con ellos, nuestras oportunidades y nuestra capacidad de acceder a todo tipo de bienes que no se ofertan en nuestro contorno.

Es por ello por lo que considero que la reacción social tendría que ser mucho más vehemente que la que estoy observando. No se trata de una medida más, se trata de un gobierno queriendo expoliar la riqueza de todos y cada uno de los habitantes (ya no solo de los contribuyentes) para pagar una nefasta gestión de lo público. Es algo que debería unir a derechas e izquierdas, gente del rural y de la urbe, personas de diferentes creencias, sexo, raza, procedencia… No tiene que ver con la ideología política pese a que desde las diferentes escuelas de pensamiento se pueda justificar de forma diferente la protesta. Es algo que cualquier persona tendría que apoyar.

Por ello animo de forma encarecida a todo aquel que me lea a protestar de forma pacífica pero rotunda ante esta injusticia. Nos quitan sin darnos nada a cambio. No puede quedarse en un simple hashtag de Twitter, en un vídeo viral o en un artículo de opinión. Hay que impedir esto con organización. Solicito, pues, que todo aquel que se vea con capacidad de difusión u organización se una a la causa y luche por el bienestar de todos, él incluido.

Hacia dónde van las relaciones de pareja…

Tal y como el mundo y la sociedad avanza a un ritmo imparable y están sujetos a cambios permanentemente, así mismo pasa con las relaciones entre los seres humanos. Hasta ahora, la tendencia había sido en forma global, intentando que hubiera un entendimiento entre países, acercando posturas de personas que tenían formas de vivir muy diferentes unas con otras, pero que intentaban la concordia sin que sus diferencias privadas influyeran en ello; sin embargo, al comienzo del siglo XXI, los cambios han llegado hasta el mismo centro de la sociedad, pues han cambiado los principales protagonistas de cualquier interacción social: los hombres y las mujeres.

Y es que si hablamos de relaciones de pareja, se da la circunstancias de que los cambios han sido sustanciales, empezando porque, a priori, no tiene por qué ser miembros del mismo sexo. Eso ya desmonta cualquier idea tradicional que pudiéramos tener, sin tener que aceptar de antemano la diferencia de género en la idea de pareja. Sin embargo, estamos hablando en grado superlativo, cuando también las parejas heterosexuales han tenido cambios sutiles, porque las personas que las forman lo han hecho también; y eso ha transformado el concepto mismo.

Los roles dentro de una pareja han cambiado sustancialmente, con la aparición del feminismo, la igualdad laboral y la conciliación familiar. Además, ahora el matrimonio no parece ser el fin lógico que puede buscar una pareja, que puede mantener una convivencia sin que tenga que existir ningún trámite burocrático para ello. Y el equilibrio de poderes se mantiene de otra forma, llegando a acuerdos de cualquier índole ya sea que convivan juntos o no. Los factores que han contribuido a esto son múltiples, pero sobre todo se podrían atribuir a la liberación de la mujer, que empezó a forjarse en el siglo pasado, y que se ha asentado definitivamente en este.

También es una cuestión no solo de género, sino también de edad. ¿Por qué digo esto? Bien, en la actualidad, las mujeres que se plantean tener una pareja para crear un futuro juntos tienen ya generalmente una edad avanzada; y, por término general, ya han tenido alguna experiencia previa, por lo que pueden ser separadas, divorciadas e incluso viudas. Son féminas que han terminado estudios superiores o conocen algún oficio, que también intentan tener algún trabajo estable, y que ven la convivencia con otra persona como una relación de paridad y sobre todo de elección propia.Vamos, que son las maduras xxx las que en la actualidad llevan la voz cantante a la hora de formar una pareja, y nótese que tantas equis no son algo trivial: estas mujeres mayores y experimentadas han copado nuestras fantasías sexuales mientras las veíamos en infinidad de videos porno online, pero resulta que cada vez se asemejan más a las hembras actuales. La mujer de hoy busca ser el 50% en una relación, tomando decisiones a medias, sin querer ceder ni un ápice en lo que respecta a independencia, y eso también se refiere al sexo: sabe lo que quiere, y no duda en buscarlo. Y si no lo encuentra a la primera, o a la segunda, no duda en seguir intentándolo, porque ya quedaron atrás esas esposas o novias sumisas que aguantaban en una relación durante toda su vida aunque no estuvieran satisfechas.

Así que si ahora mismo estás pensando en tener una pareja formal, no te vendría mal saber cómo conquistar a una mujer madura. Empieza a pensar que tu nueva novia será seguramente una treinteañera, puede que soltera o puede que divorciada, pero con las ideas muy claras; y eso hace que tengas que olvidarte de las técnicas de seducción que usaste en tus años mozos. Quizá el mejor consejo para darte sería que fueras consciente de que te encuentras ante una igual, y sin olvidar detalles románticos o los halagos propios de los primeros encuentros, no mientas ni simules ser algo que no eres: sé tu mismo, sorpréndela, y seguro que pronto la tienes en el bote.

José María Figaredo: «creo que España debería ver cómo pierde valor y talento por culpa de su política fiscal»

José María Figaredo [Gijón, 1988] es Diputado por Asturias en el Congreso de los Diputados por VOX. Licenciado en Derecho y también en ADE, acepta participar con nosotros para conocer más al Diputado que más iniciativas parlamentarias ha presentado dentro de la formación liderada por Abascal.

PoliticAhora: Empezamos, como no puede ser de otra manera, centrándonos en el artículo que hemos publicado donde evaluábamos las iniciativas presentadas por los Diputados en la XIV Legislatura. En este ránking, ocupa el segundo lugar de todo el hemiciclo, siendo además el Diputado de VOX que “más trabaja”. ¿Cómo puede haber tanta diferencia entre Diputados? ¿Se trata de una maniobra de Vox para inundar de propuestas el parlamento? ¿Qué opina sobre que nos hagamos eco de este tipo de métricas?

JOSÉ MARÍA: VOX pretende traer al Congreso el principio que rige en el mundo real: el trabajo y el esfuerzo son requisito fundamental para el éxito. Así que todas las personas que integran el grupo parlamentario trabajan a destajo. Ese esfuerzo permite que cada diputado de los 52 de VOX produzca casi el doble de iniciativas que los del siguiente grupo del hemiciclo.  

Mostrar este tipo de datos es muy útil porque pone a los diputados frente al espejo. Obliga a los representantes públicos a responder ante su electorado del trabajo desempeñado. El votante podrá acercarse a su diputado y preguntarle directamente qué ha estado haciendo con su tiempo.

PoliticAhora: Andorra está de moda. La decisión de Rubén Doblas (El Rubius) de trasladarse al país pirenaico para tributar a un tipo más bajo que en España ha reabierto un debate sobre presión fiscal que se lleva desarrollando desde los pioneros en “escapar” de las manos del fisco (Montserrat Caballé o Arantxa Sanchez Vicario). ¿Respeta la decisión de estos Youtubers? ¿Cree que debería corregirse la presión fiscal en nuestro pais? ¿Qué propone Vox para retener a estos gigantes que pueden financiar tantos servicios públicos?

JOSÉ MARÍA: Creo que España debería ver cómo pierde valor y talento por culpa de su política fiscal. Al final, la competencia fiscal entre países es inevitable. Cuando no sea Andorra será Malta y cuando no, Marruecos o cualquier otro nuevo país que pretenda atraer a las rentas altas hacia sí.

VOX parte de la premisa de que el uso del dinero público debe optimizarse. Actualmente el dinero público se despilfarra en infinitos recovecos. Optimizar este sistema permitirá rebajar la presión fiscal general en España. Entonces, la administración debe examinar antes los gastos que los ingresos. Además, una administración que gaste mejor y, por ello, pueda reducir la presión fiscal, atraerá riqueza a su territorio y dejará más dinero en manos de sus ciudadanos. Esto incrementará la actividad económica y, en definitiva, la riqueza del país.

PoliticAhora: La polémica con Girauta. El “fichaje” de Girauta para la participación en un acto de Vox no supone que Juan Carlos forme parte de la formación de color verde, sin embargo, Macarena Olona le hace un guiño público tendiéndole la mano. ¿Cree que Girauta tiene cabida en el argumentario de VOX? ¿Le gustaría compartir escaño con el que fuera una de las cabezas más visibles de Ciudadanos?

JOSÉ MARÍA: Girauta comparte una parte fundamental del ideario de VOX: la unidad de España y la oposición frontal al separatismo. Si estuviese dispuesto a asumir los demás principios de VOX podría incorporarse como cualquier otra persona.

No tendría ningún problema en compartir con él escaño. Desde luego creo que él tiene mucho más sentido común que otros políticos supuestamente más cercanos ideológicamente a VOX.

PoliticAhora: La culpa es del frutero. Unidos Podemos sacó una campaña en la que el problema del coste de la luz recaía en los operadores y nunca en los impuestos que gravan su consumo. En una estrategia que causó revuelo, rápidamente se corrigió el mensaje. ¿Se deben bajar los impuestos a la corriente eléctrica? ¿Está a favor de la creación de una empresa eléctrica pública? ¿Qué propone Vox para conseguir que la factura de la luz sea asequible para todas las familias de España?

JOSÉ MARÍA: Como ya he dicho antes, el dinero público debe gastarse con absoluta prudencia. Si se optimizase el gasto público (actualmente disparado) podría rebajarse la presión fiscal.

Actualmente la factura de la electricidad depende en un porcentaje altísimo de la voluntad directa del Gobierno. Cada español paga en su factura: una prima o recompensa que se da a las energías renovables (que son carísimas), una indemnización por la generación de CO2 que el Gobierno impone por la emisión de esos gases, impuestos directos (IVA) e impuestos especiales…

En definitiva, si el Estado gastase el dinero público con mesura no tendría que recaudar con la voracidad que lo hace.

PoliticAhora: La dimisión de Villegas por saltarse el protocolo de vacunación del COVID, se espera que traiga consigo las dimisiones de los demás políticos, de diversos colores, que todavía no han renunciado a sus cargos. ¿Está de acuerdo con que sea motivo de dimisión? ¿Qué ocurriría si un cargo de VOX incurriese en el mismo acto, pediría su dimisión?

JOSÉ MARÍA: Ningún político debería beneficiarse de su cargo para recibir un trato injustificadamente privilegiado de la administración o de los particulares. No es admisible que alguien por ser consejero -o el cónyuge del consejero- se salte la lista de espera para la vacunación. Quien incurra en esto sin duda deberá dimitir.

Confío en que ningún cargo de VOX llevase a cabo un acto así. Si lo hiciese, sería porque no comulga con los principios y la ideología de VOX. Sin duda, tendría que responder de ello y dimitir.

PoliticAhora: El liderazgo de Abascal, tras la moción de censura fallida, puede haberse visto afectado. ¿Ve a Santiago Abascal con fuerzas de continuar al frente de Vox para las siguientes elecciones? Si Abascal llegase a dejar la política, ¿Qué persona dentro del partido cree que podría tomar el relevo?

JOSÉ MARÍA: Creo que el liderazgo de Abascal sale muy reforzado tras la moción de censura. En ella todos los españoles pudieron ver a una persona cargada de sentido común que representa al español de a pie que necesita más que nadie una administración honrada que garantice la seguridad jurídica y el derecho al trabajo. Abascal pudo lanzar el mensaje completo de VOX para que todos los españoles recibiesen el mensaje sin manipulación de ningún tipo.

En cualquier caso, no creo que el liderazgo de Abascal dependiese de la moción. Su liderazgo se basa en el ejemplo que da de lucha incansable por España. Abascal podía haber adoptado una posición cómoda, quedarse resguardado sin llamar la atención y pasar sin pena ni gloria. Sin embargo, se arriesgó, montó VOX con la oposición de todos los partidos del sistema y se mantuvo firme en la lucha durante una travesía en el desierto que hubiera hecho abandonar a muchos.

No creo que Abascal deba plantearse dejar la política. Como buen líder no está ahí por voluntad egoísta propia sino por la presión y la responsabilidad frente a todos aquellos que confían en él: votantes y miembros del partido.

PoliticAhora: Trump ha dicho adiós. Finalmente Biden ha tomado posesión junto con Kamala Harris y parece que ha cierto sabor agridulce en los sectores más simpatizantes con el magnate. ¿Qué opina de su salida? ¿Ha perdido EEUU peso con este cambio? ¿Cree que los simpatizantes de Biden pronto se convertiran en detractores?

JOSÉ MARÍA: Creo que Trump está muy criticado por el consenso progre que sólo señala a sus facetas menos ejemplares y oculta la cara positiva. Trump ha reducido el paro en EE.UU. a niveles históricos. Ha reindustrializado el país en un movimiento que todos creían imposible. Ha pasado su mandato sin meter a los estadounidenses en ninguna guerra. Esto último es insólito en los últimos 80 años. En fin, creo que muchos aspectos de la administración Trump deberían servir de ejemplo a la administración Biden. Y, sin embargo, me temo que por el sectarismo político no reconocerán ninguna de estas herencias positivas.

No creo que EE.UU. pueda perder peso internacionalmente en el corto plazo. Quizás en su competición con China rebaje algunas posiciones, pero desde luego, no creo que en el corto plazo pierda su papel protagonista en la política internacional.

Desde luego el día después de las elecciones es el momento más dulce para cualquier Gobierno. En cuanto empiecen a poner en práctica sus palabras habrá beneficiados y perjudicados que, necesariamente, irán convirtiéndose en detractores.  

PoliticAhora: Continuando con Trump. Las redes sociales han tenido su punto más tenso con el cierre de las cuentas oficiales tras el “asalto al Capitolio”. Twitter y Facebook han tomado la delantera y las redes sustitutivas como Parler han sido borradas. ¿Han llegado las empresas a ser más importantes que el propio Presidente de EEUU? ¿Cómo cree que evolucionarán las RRSS en el futuro? ¿Nacerán nuevas plataformas alternativas?

JOSÉ MARÍA: El mundo globalizado de internet favorece la acumulación de poder en pocas empresas. Se ha acentuado ese principio económico de que «el ganador se lo lleva todo». No hay lugar para los segundos. Así las cosas, las principales redes sociales en cada ámbito han alcanzado una posición prácticamente monopolística en la distribución de información. Lo que antes era una red privada entre particulares se ha convertido en el nuevo foro público. Y ahora, una sola persona controla ese foro: el CEO de turno. Así que en cierta medida, sí, estos CEOs han acaparado más poder que el propio presidente.

Sin duda iremos viendo como la regulación anti monopolio comienza a afectar a las redes sociales. También las normas que son aplicables a los medios de comunicación se extenderán a estas redes. Me refiero a responsabilidad patrimonial por informaciones publicadas, derecho al honor, etc.

Y sobre la última cuestión. Sí, la presión hará que el mercado genere nuevas redes sociales alternativas que colmen las necesidades de la población.

PoliticAhora: Al margen de ideologías y pensando con un sentimiento nacional ¿Deberían defenderse las lenguas en peligro como el bable? ¿O por el contrario permitir que se extinga y perder así riqueza en nuestro patrimonio lingüístico?

JOSÉ MARÍA:

Las lenguas tienen un doble valor.

Por un lado, son un instrumento de comunicación. Como tal herramienta dan a quienes las dominan la oportunidad de desenvolverse en el mundo con mayor facilidad. En concreto, el español es el segundo idioma más utilizado del planeta. Así, quien domine el español podrá interactuar con una porción elevadísma de la población mundial. Las administraciones deben procurar que todos los españoles dominen este idioma en la misma medida en que deben dar una educación o infraestructuras de calidad (en esto deben gastarse nuestros impuestos).

Por otro lado, las lenguas son elementos artísticos o culturales. Tienen un valor intrínseco como puede ser la poesía, la pintura o las corridas de toros. Este valor dependerá de la sensibilidad de cada persona. Habrá quienes consideren que la poesía en bable es fantástica y quienes no la comprendan, al igual que habrá aficionados a la tauromaquia y a quienes no divierta. Las administraciones deben permitir que todo aquel que lo desee acceda a este elemento artístico. En este caso, deben permitirse las publicaciones en bable y por supuesto permitir y aplaudir a quien desee acudir a clases de bable o producir material artístico en bable. Sin embargo, en tanto que no es un elemento esencial para la vida de los españoles ni útil para su desarrollo personal o económico, entiendo que la administración no debe forzar a nadie a participar de este elemento artístico. Es decir, no debe imponerse el aprendizaje de este idioma ni obligar a nadie a comprenderlo (permitiendo a la administración dirigirse a los ciudadanos sólo en este idioma).

PoliticAhora: Un libro siempre es un buen compañero de viaje. ¿Está leyendo algún libro actualmente? ¿Podría recomendarnos 3 ejemplares que cualquier ciudadano debería estar obligado a leer?

JOSÉ MARÍA: Sí: “El principio general de la buena fe”, de Franz Wieacker en una traducción de Luis Díez-Picazo.

Todo español debería leer los episodios nacionales de Benito Pérez Galdós. También encontrarían mucha orientación sobre lo que es España en la trilogía de Escipión de Santiago Posteguillo. Y, como tercera recomendación: “El Dios de la lluvia llora sobre Méjico” de László Passuth. Una novela que narra la conquista de Méjico por unos pocos, pero heroicos, españoles.

El turismo español está en crisis

La grave situación económica que soporta España empieza a mostrarse en los distintos datos e indicadores que vamos conociendo conforme transcurre el tiempo. Los últimos datos que muestran la cruda realidad son aquellos que hacen referencia a la coyuntura del sector turístico.

Recordemos que en España el principal sector económico es el turismo, que contribuye al PIB en torno a un 12%, por ello, estos datos adquieren una importancia superlativa.

Según los datos que ha publicado el INE, en agosto la ocupación de plazas hoteleras cayó un 42,5%, pasando de una ocupación del 76,9% en agosto de 2019, a una ocupación del 44,2% en agosto de este mismo año. Por comunidades autónomas, la comunidad con menos ocupación fue Madrid con un porcentaje de ocupación del 27,2%. Por otro lado, las comunidades con mayor grado de ocupación fueron Cantabria y Asturias, con un porcentaje de ocupación del 70,6% y 68,2%, respectivamente.

Porcentaje de ocupación en el mes de agosto

Cantabria70,6
Asturias68,2
País Vasco49,7
Comunidad Valenciana49,4
Canarias46,6
Andalucía46,4
Galicia44,6
TOTAL44,2
Cataluña43,9
Región de Murcia41,5
Baleares40,3
Aragón39,6
La Rioja39,2
Ceuta38,8
Navarra38,3
Castilla y León37,5
Extremadura33,5
Castilla La Mancha29,6
Comunidad de Madrid27,2
Melilla23,2

Respecto a las pernoctaciones, destaca el hundimiento que se ha producido en los datos acumulados en los primeros 8 meses del año, con una caída del 69,8% respecto al mismo periodo del año anterior.

Por pernoctaciones de no residentes cabe resaltar la fuerte caída de nuestros principales visitantes por país de origen (Francia, Alemania, Reino Unido, Países Bajos e Italia). Destaca la caída del visitante procedente del Reino Unido, con un descenso del 94,5% respecto al año anterior.

 Distribución de pernoctaciones de no residentes (%)Tasa de variación anual en las pernoctaciones (%)
Francia24,3-67,0
Alemania20,1-79,4
Reino Unido8,4-94,5
Países Bajos6,7-73,7
Italia5,9-85,0

Por supuesto, esta drástica caída en el porcentaje de ocupación y pernoctaciones han hecho mella en la rentabilidad del sector hotelero. Este sector ha visto reducida la factura media diaria por habitación ocupada en un 11,5%.

Con estos datos en la mano, podemos decir que nuestro sector turístico se encuentra actualmente en la “UCI”. El gobierno debe lograr reducir la propagación del virus y el aumento de muertes de esta segunda ola. Debe planificar mejor todas las decisiones políticas que lleve a cabo. Nuestro sector turístico depende de la confianza que depositen en nosotros el resto de países, pues sus recomendaciones de no visitar nuestro país generan un fuerte impacto en nuestra economía.

Por desgracia, nuestro gobierno solo ha demostrado su incapacidad para hacer frente a este gran problema económico y sanitario que padecemos y, producto de su incompetencia, se generan efectos dañinos en la economía, sobre todo en nuestro sector más destacado, el sector turístico.

Ser y estar

Con 19 años, y con apenas unas pocas convicciones, empecé a interesarme y a ser sensible por la política, las ideas en torno a la libertad, la igualdad, y la solidaridad. Hablamos de 2014, pero por aquel entonces no sentía la necesidad de encontrar un partido que fuese capaz de representarme. A mí lo que me interesaba era empaparme sobre los valores de la libertad, el progreso, y también intentar entender cuáles eran los verdaderos problemas que tenía España como país.

Pero ya a la edad de 20-21, en 2016, me sentí identificado con un partido que recogía todas esas sensibilidades, inquietudes y preocupaciones que un recién universitario podía llegar a tener. Porque no se trataba tan sólo de un partido político más, eso era un proyecto de país. «Ni rojos ni azules», ¿recuerdan?. Me apasionaba la idea de una España educada en la cultura del pacto, del entendimiento, del acuerdo. Ciudadanos encarnaba lo mejor que hizo la sociedad española en más de un siglo; la Transición. Tras los fallidos intentos de construir un proyecto de centro a lo largo de la democracia, Ciudadanos llegó a ilusionar a más de 4 millones de españoles. Y lo hizo tras un largo recorrido, sufriendo ataques desde la izquierda y la derecha, transmitiendo el mensaje centrista y moderado que ahora mismo se reivindica.

Recordemos brevemente ese recorrido. Cuando el parlamentarismo español y su aritmética se vio afectado por el creciente pluralismo político, fue Ciudadanos quién viró tanto a izquierda, (precisamente para investir a Pedro Sánchez) como a derecha para sacar al país de la incertidumbre política y la ingobernabilidad. Fue Ciudadanos quien apoyó un Gobierno de Susana Díaz para dar estabilidad a Andalucía al mismo ritmo que le exigía reformismo. Y fue Ciudadanos quien apoyó a Rajoy y negoció sus presupuestos, y tras la sentencia por corrupción por parte de la Audiencia Nacional al Partido Popular, incluso se estuvo de acuerdo y se apoyó por aquel entonces una posible moción de censura. Pero ojo, se apoyaba el fondo, no las formas. Y tras esa moción de censura se optó por una estrategia que, errónea o no, era legítima, pero no efectiva, pues no se consiguió desenmascarar a Sánchez y se alimentó esa polarización que tanto daño nos hace (y nos hizo) como partido de centro. La compañía escogida por Pedro Sánchez en aquella censura al Gobierno nunca la hubiese apoyado Ciudadanos, ni antes, ni ahora, como ya hemos visto con los presupuestos.

Es por eso que la mayor parte de la existencia política de Ciudadanos la ha dedicado a los contenidos, a las medidas, a tener en cuenta que se pacta y no con quién, sin importar de donde venga la corrupción, ejerciendo de árbitro ante un bipartidismo infantil y caduco, y siempre dentro del constitucionalismo. Quién se sienta traicionado por ello u ofendido en una de las peores crisis sanitaria, económica y social que se recuerda, debe saber que Ciudadanos no ha sido nunca su partido. Todos los cargos y afiliados que se están yendo con la excusa de que Ciudadanos ha cambiado, deben saber que quien lo ha hecho realmente ha sido la sociedad española, provocada irresponsablemente por una clase política que se ha olvidado de dónde venimos y por qué somos la democracia que somos. Ciudadanos sigue defendiendo el centro político en una sociedad enferma de polarización.

Comparto la oposición al proyecto de Sánchez, y hay que ganarle la batalla del relato, sin duda, y entiendo que las líneas rojas que ha pisado son lamentables, y totalmente repudiables. Pero ahora les hablo directamente a todos los que se están yendo al PP y creen que es la alternativa a Pedro Sánchez: ¿Qué ocurrirá después del «sanchismo»? Si Pablo Casado consigue la Moncloa y gana a Sánchez, ¿qué pasará? ¿Reformará España tal y como siempre anheló Ciudadanos? ¿Limitará mandatos? ¿Acabará con los aforamientos? ¿Apostará por un pacto Nacional educativo con un PSOE y el resto de fuerzas al que les ha declarado la guerra? ¿Reformará el CGPJ? No admito lecciones de alternativa al bipartidismo, que jamás quiso reformar nada, y vosotros, tránsfugas, sois perfectamente conscientes de ello. Quién pide la fusión o un España suma, habrá que recordarle que Ciudadanos nunca fue una escisión del PP, y que son proyectos que, aunque puedan llegar a converger, son diferentes, y en algunos puntos antagónicos, si me apuras.

La falsa disyuntiva de Ayuso, comunismo o libertad, sólo alimentará un lenguaje guerracivilista erróneo, y que a la larga, favorecerá a los populismos y concretamente a Sánchez, provocando que se diluya el mensaje moderado de un partido de centro como Ciudadanos. Y entonces será cuando pierdan los españoles. Nunca nadie gobernó contra la otra mitad de España, a Moncloa se llega ensanchando el centro, y no parece que vayamos en esa dirección.

Es por eso que, a través de este artículo, reivindico el discurso moderado, centrista, y por supuesto la existencia de un partido como Ciudadanos. Llevo desde los 20 años creyendo en un proyecto de país, y abandonar ahora sería ridículo, porque para ser, hay que sentir, y para estar, permanecer.

Siento este proyecto, y permaneceré, si hace falta, hasta el naufragio.

¿Qué líder político habla más en el Congreso?

Hace unos días publicábamos un artículo en el que elaborábamos un Ranking con las iniciativas presentadas por los 350 Diputados del Congreso. Para desempatar en aquellos representantes que no han tenido actividad parlamentaria en esta XIV Legislatura, habíamos tomado sus intervenciones orales como punto de desempate.

Hemos seleccionado a los principales líderes políticos de nuestro Parlamento con el fin de revisar sus intervenciones plenarias y ver quién monopoliza más los tiempos.

Los escogidos han sido:

  • Pedro Sánchez [PSOE]
  • Pablo Iglesias [PODEMOS]
  • Pablo Casado [Partido Popular]
  • Santiago Abascal [VOX]
  • Edmundo Bal [*Inés Arrimadas estuvo 12 semanas de baja por maternidad, Ciudadanos]
  • Gabriel Rufián [ERC]

A través del portal del Congreso de los Diputados hemos visto las intervenciones de cada dirigente, tanto las propuestas como las apelaciones que aparecen en el repositorio digital.

El margen de error es inferior a los 10 minutos por candidato, por la diferencia entre segunderos de cada participación.

6º Santiago Abascal 

El líder de Vox es el que menos minutos ha estado delante de los micrófonos en el Congreso en relación a sus homólogos en las bancadas. Abascal, moción de censura incluída, ha hablado un total de 7 horas.

5º Pablo Iglesias

El Vicepresidente, familiarizado con debates ingeniosos y con su vocación por la comunicación, tampoco es de los representantes que más ha estado pegado al micro. En total el dirigente de Podemos ha hablado 7 horas y 42 minutos, (18 minutos menos que su pareja, la Ministra Irene Montero).

4º Pablo Casado

El dirigente del Partido Popular alcanza las 8 horas y 22 minutos al frente de la palabra en la actividad parlamentaria. Hay que tener en cuenta que el palentino comparte tiempo junto con 88 diputados.

3º Edmundo Bal

Durante la XIV Legislatura, Inés Arrimadas ha estado de baja por maternidad, por lo que hemos omitido incluirla y colocar a Edmundo Bal en su lugar. El onubense lleva «gastadas» 8 horas y 48 minutos en sesión parlamentaria.

2º Gabriel Rufián

Nos vamos a tierras catalanas para mirar como la cara más visible de ERC en el Congreso es también uno de los Diputados que más horas pasa en la tribuna. En total son 10 horas y 25 minutos de parlamento.

Tal vez el puesto más obvio de todos. El Presidente, sometido a continua revisión y control es el que más horas pasa delante del transmisor. La suma asciende a 25 horas y 21 minutos.

Aquí iremos colocando los tiempos que han consumido el resto de actores políticos del parlamento:

  • Irene Montero [PODEMOS]: 8 horas
  • Iván Espinosa de los Monteros [VOX]: 6 horas y 22 minutos
  • Iñigo Errejón [Más País]: 5 horas y 12 minutos
  • Macarena Olona Choclán [VOX]: 3 horas y 53 minutos
  • Pablo Echenique Roblas [PODEMOS]: 3 horas y 36 minutos
  • Ignacio Garriga Vaz de Concicao [VOX]: 1 hora y 58 minutos
  • Teodoro García Egea [Partido Popular]: 46 minutos

Sina Estavi compra el primer Tweet por 2.9 millones de dolares

Hace 15 años se publicaba el primer tweet en la red social Twitter por parte de su fundador, Jack Dorsey. El mensaje rezaba «just setting up my twttr» y es justo en este momento cuando, gracias a los NFT, este mensaje ha pasado a ser propiedad del empresario de origen malasio Sina Estavi.

Sina Estavi o Hakan Estavi es un empresario de Malasia dedicado al mundo del blockchain. Este emprendedor es el CEO del proyecto Bridge-Oracle , una iniciativa centrada en la tecnología TRON y comercializable en exchanges como KuCoin o HitBTC.

Haber ganado la puja por el primer tweet ha generado un efecto bola de nieve en el propio Sina Estavi que, tras reconocer que la compra del primer tweet es similar a la compra de la Mona Lisa de Da Vinci. Ha ofertado en la plataforma Valuables, más de 1 millón de dolares por otro tweet, este más reciente, publicado por Elon Musk.

Desde el momento en el que se materializa la compra, el tweet pasa a ser propiedad de Sina Estavi y puede hacer con él todo lo que le apetezca. Podría utilizarlo con fines publicitarios, podría ocultarlo o incluso mantenerlo latente con el objetivo de venderlo en un futuro en el que los NFT y las criptomonedas estén en la mayor parte de la población.